La Enseñanza Resumen, Contenido: El Canal Introducción, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Resumen, Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Apéndice, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Conclusión


Capítulo 2

El Mundo Del Pensamiento Y Sus Dimensiones

Diagrama 2

Ahora es necesario decir más sobre el Mundo del Pensamiento y sus Progresiones. Mi diagrama del Mundo del Pensamiento puede ser útil, siempre que lo consideren como algo puramente simbólico (ver diagrama 2). Entonces puede ayudar a construir un concepto del Mundo del Pensamiento próximo a la realidad, y adaptado al actual estado de comprensión del hombre. Los nombres elegidos para las divisiones del Mundo del Pensamiento son sólo etiquetas, y están elegidos con el mismo objetivo con el que se usan las etiquetas. Si les suenan mal o les molestan, recuerden que no son más que etiquetas y, si quieren, sustitúyanlas por otras de su propia invención.

 

El Mundo del Pensamiento consta de tres Progresiones:

Verán más adelante que las Progresiones Primera y Segunda tienen cada una sus propias actividades, pero que éstas no son actividades aisladas sino relacionadas.

     La Oscuridad, símbolo de la Fuerza del Mal, se concentra en los límites del Exterior, y desde allí acecha al resto del Exterior y a la tierra. No puede ir a ningún otro sitio.

     Aunque la Tercera Progresión es del mayor interés, desde el punto de vista práctico está fuera del alcance del estado actual de progreso de una Mente Consciente. Está accesible para Azrael y Arrantees cuando se unen, pero no para las Mentes Eternas mientras sus Mentes Conscientes no hayan terminado todas sus vidas terrestres. Entonces, con sus Libros acabados, sus Mentes Supraconscientes estarán completas y listas para unirse a sus Mentes Eternas. Así las dos Mentes Eternas Compañeras estarán listas para unirse y, ya como una sola, seguir a Azrael y Arrantees a la Tercera Progresión, donde los Caminos de la Verdad, la Belleza y el Servicio ya no son tres Caminos sino sólo uno:

     Camino Único que se debe llamar:

Camino del Amor.

En la Primera Progresión, la Escuela se corresponde bastante con la idea común de paraíso. Las Mentes Eternas del Servicio mantienen a la Oscuridad fuera de sus límites, y es ahí donde habitan las Mentes Supraconscientes jóvenes hasta que su progreso las hace adultas. Entonces pueden moverse libremente entre:

pero no por la Oscuridad. El Exterior se corresponde aproximadamente con la idea común de purgatorio.

     La Escuela y el Exterior son las dimensiones a las que las Mentes Conscientes regresan cuando el cuerpo muere. Si es al Exterior o es a la Escuela, depende de la manera en que la Mente Consciente haya usado el libre albedrío en la vida, o Capítulo, que acaba de vivir. Cuando la Mente Consciente ha logrado la mitad o más del progreso establecido para ese Capítulo, existirá en la Escuela después de la muerte hasta que esté lista para unirse a su Mente Supraconsciente, lo que es un preludio necesario a su vida siguiente. Si ha logrado menos de la mitad del progreso, es probable que la Mente Consciente se encuentre en el Exterior después de la muerte. Más tarde se dirá más sobre este estado de existencia que ocurre entre la muerte del cuerpo y la unión de la Mente Consciente con la Mente Supraconsciente.

     He dicho que la Oscuridad es una etiqueta para la Fuerza del Mal. Esto necesita una explicación. El mal no es una unidad, sino que está dividido en un estado y una fuerza. El estado del mal, como el estado del bien, con el que alterna, fue creado por la Luz para que pueda haber Elección Libre, y esta situación sólo existe en la tierra. Aquí en la tierra puede verse que estas condiciones del bien y el mal son a veces intercambiables. Un acto correcto y bueno a los ojos de una nación puede ser incorrecto y malo para otra. Especialmente se encuentran ejemplos de esto en los convencionalismos morales, y en los variados puntos de vista que se sostienen respecto del suicidio. El mismo acto puede pasar por malo o por bueno. De hecho nada hay que sea malo en sí mismo; lo que cambia es el valor que se le da. El bien o el mal subyacen en el motivo del acto.

     Por ejemplo, quemar a un hereje en la hoguera porque usted lo odia, aprovechándose de las leyes contra la herejía para deshacerse de él, es malo; hacer lo mismo porque usted lo ama y de verdad cree que la única manera de salvar su alma es quemar su cuerpo, es bueno, aunque demuestre un juicio inmaduro. Hacerlo sintiendo indiferencia personal hacia el hereje, pero con la convicción de que la herejía es el mal, es un asunto todavía más complicado. En ese caso usted estaría haciendo equilibrios sobre una cuerda resbaladiza, con el abismo de la indiferencia por los demás a un lado, y el de reforzar sus convicciones de una manera injustificable al otro.

     La conclusión de todo esto es que el hombre no puede destruir su propia integridad, salvo que actúe contra su propio concepto de lo que es correcto. Esto es verdad en lo que se refiere a uno mismo, pero el Camino del Servicio enseña que el hombre no puede vivir sólo para sí mismo. Y así el hombre tiene que aprender a equilibrar de un lado hasta dónde puede vivir conforme a sus propias ideas, y del otro lo que esta conducta pueda dañar a su entorno humano. De esta forma las condiciones del bien y el mal permiten la elección libre, la oportunidad de que el hombre utilice su capacidad de juicio y su libre albedrío.

     La condición del bien, igual que la condición del mal, está sujeta a la Fuerza del Mal, porque ambas condiciones son el campo de batalla en el que tiene lugar la guerra de la libertad de elegir. Recuerden que la tierra fue la dimensión reservada para que la oposición original del pensamiento independiente a la igualdad de los tres Caminos pudiese resolverse, y que todas las condiciones de la tierra están configuradas en este contexto.

     mNinguna Mente Consciente puede ser obligada a seguir su tema, ni a hacer progresos que la hagan avanzar por el sendero del Viaje de Retorno, sino que tiene que hacer estos progresos por su libre albedrío. Esta lucha produce anécdotas que dan lugar al humor y al regocijo, tanto en la tierra como en el Mundo del Pensamiento, pero ni en la tierra ni en el Mundo del Pensamiento hay nada relacionado con la Fuerza del Mal que tenga una pizca de gracia. Es un horror al que hay que oponerse.

     La Fuerza del Mal tiene su origen en los pensamientos destructivos de todas las Mentes Conscientes que existen o han existido en la tierra. Emana de cualquier pensamiento destructivo, pero principalmente de las Mentes Conscientes con lo que llamamos un Tema Roto, esto es, las que no terminan sus Libros. Estas Mentes Conscientes, vida tras vida, se desvían tanto del Patrón original de sus Capítulos, sea por inercia, sea por un deliberado deseo de apartarse de la Luz, que al final llegan a un estado en el que ya no es posible completar su Libro. Cuando llegan a ese estado, ya no son capaces de unirse a sus Mentes Supraconscientes después de la muerte, y por tanto no pueden nacer en la tierra otra vez. Esas Mentes Conscientes se unen entonces a la Fuerza del Mal, que se concentra en la Oscuridad. Puesto que esta fuerza se deriva de los pensamientos destructivos de las Mentes Conscientes, no es de la Luz, y por tanto no es eterna. Es lo que el frío al calor; igual que el frío no es más que la ausencia de calor, esta Fuerza del Mal no es más que la ausencia de la Luz. Como procede del hombre, puede asumir una personalidad a los ojos de la Mente Consciente, hasta que ésta, al pasar una Iniciación, adquiera la comprensión de que no es una personalidad, sino una fuerza, o energía, a la que tiene que oponerse.

La Segunda Progresión consta de Seis Planos

  • Tres de ellos nacen del Camino de la Belleza; y son:
  • el Plano del Color
    el Plano de la Forma
    el Plano de la Música

 

  • Los otros tres nacen del Camino de la Verdad; y son:
  • el Plano de las Matemáticas
    el Plano del Controlo de la Materia
    el Planonde la Evolución Mental

Tal vez la interpretación más precisa de estos Planos sea reconocerlos como maneras de percibir la Luz. Otra vez puede ayudar una analogía. Ya sé que estas analogía pueden ser fastidiosas, a menudo trilladas y que nunca se las puede llevar muy lejos sin caer en inexactitudes, pero son indispensables para describir una dimensión distinta de la terrestre.

     Supongamos pues que estos seis Planos son seis universidades, cada una de las cuales ofrece un curso sobre un tema particular; en estos Planos es donde las Mentes Supraconscientes hacen una parte de su progreso adquiriendo comprensión. Recuerde que ni la Mente Consciente, ni la Mente Supraconsciente, ni la Mente Eterna son personalidades completas mientras estén escindidas en tres; cada parte de esta personalidad triple tiene una existencia propia, con su propio progreso que hacer y su propia comprensión que ganar, y aún así cada una depende de las otras.

     Para hacer su parte de este progreso, la Mente Supraconsciente debe ir a tres de estos Planos, o universidades, a obtener los correspondientes 'diplomas'. El conocimiento unido de las dos Mentes Supraconscientes Compañeras debería cubrir cinco de los Planos. No hace falta que sean los seis, porque los Planos de la Música y las Matemáticas están muy relacionados. Así cada Mente Supraconsciente puede tener un 'diploma' en común con su Mente Supraconsciente Compañera y dos distintos.

     Es peligroso llevar demasiado lejos las analogías, pero se puede decir que cada una de estas universidades tiene un plan de estudios de tres años, siempre que usted se acuerde de sustituir tiempo por progreso. El primer año se dedica a la observación, y todas las Mentes Supraconscientes tienen que hacer este curso introductorio en cada una de las seis universidades, para tener una visión de conjunto de todas. Las que siguen en un Plano o universidad hasta conseguir el 'diploma', tienen un segundo año de instrucción y preparación para el tercero, en el que practican la actividad creativa en ese Plano.

     Esta difícil meta de cinco 'diplomas' entre las dos Mentes Supraconscientes Compañeras no siempre se alcanza, y se puede decir que han trabajado bien si consiguen cuatro, o incluso tres, entre las dos.

     La elección del Plano al que va la Mente Supraconsciente no depende del Camino al que pertenece, sea éste la Verdad, la Belleza o el Servicio. Las Mentes Supraconscientes de los tres Caminos pueden ir a cualquiera de los seis Planos; el tema del Libro, ese tema individual que se vuelve una parte del Viaje de Retorno, es el que rige la elección.

     Las Mentes Eternas lograron el dominio de los Planos antes de que las Mentes Conscientes aparecieran en la tierra. Las Mentes Eternas de la Verdad, la Belleza y el Servicio se mueven por la Segunda Progresión con la misma libertad que por la Primera. Las Mentes Eternas de la Verdad enseñan en los tres Planos de la Verdad, las Mentes Eternas de la Belleza enseñan en los tres Planos de la Belleza (igual que en la tierra usted espera que un experto dirija los trabajos de su especialidad), y las Mentes Eternas del Servicio también trabajan en los seis Planos (como un ejecutivo lo haría en la tierra).

     En la Primera Progresión, las Mentes Eternas del Servicio ocupan el lugar de los expertos, que además de observar y controlar, hasta donde les está permitido, los Patrones de las Mentes Conscientes, son también responsables de controlar el equilibrio y los límites de la Oscuridad.

     En el diagrama del Mundo del Pensamiento, verá que cada uno de los seis Planos está en contacto con el Séptimo Plano, lo que simboliza el hecho de que los seis son iguales; no hay uno superior a otro en importancia. Las diferencias de tamaño indican distintos enfoques; los más pequeños son más sencillos y los mas grandes, más complicados. El Plano del Color, por ejemplo, es como una línea recta, la distancia más corta entre dos puntos, mientras que el Plano de la Evolución Mental es como un laberinto de senderos; pero ambos llevan al mismo punto final, puesto que todos son maneras de percibir la Luz y todos alcanzan su meta.

     Los Planos del Color, la Forma, la Música, las Matemáticas, el Control de la Materia y la Evolución Mental tienen sus propios reflejos en la tierra. Las ciencias interpretan el Plano de la Materia; las religiones, filosofías e ideologías se refieren al Plano de la Evolución Mental. Pero estas contrapartidas terrestres sólo son reflejos de la realidad de estos Planos, y no son lo sustancial del Plano al que representan; a veces son reflejos nítidos, a veces están distorsionados. El agua puede servir como un excelente espejo para obtener reflejos, pero no se puede conocer la sustancia de las imágenes reflejadas analizando la sustancia común a todas las imágenes, el agua. Tampoco se puede deducir de las sustancias materiales de estos reflejos terrestres, la sustancia de sus realidades en el Mundo del Pensamiento.

     En la tierra estos reflejos están sometidos al cambio. Cuando una representación esté plenamente realizada, reflejando en la tierra ese aspecto de una manera tan próxima a la realidad como el hombre sea capaz de hacerlo, entonces se quedará inactiva mientras otro Plano empieza a desarrollar un reflejo nuevo, generalmente distorsionado al principio, pero aclarándose en un concepto nuevo conforme el torbellino de su creación se apacigua. Este progreso nunca es uniforme ni continuo en ningún Plano, sino que se mueve en espirales. Ciertos períodos terrestres estarán dominados por uno o más reflejos del Plano de la Belleza, mientras que los del Plano de la Verdad permanecen inactivos o casi. En otros períodos los desarrollos del los Planos de las Matemáticas, la Materia o la Mente brillarán, mientras que los del Plano de la Belleza estarán en decadencia. Los reflejos terrestres de estos Planos funcionan como el flujo y reflujo de las mareas, con la diferencia de que en cada una de estas mareas altas hay una cierta cantidad de progreso.


La Enseñanza Resumen, Contenido: El Canal Introducción, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Resumen, Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Apéndice, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Conclusión


Resumen, Capítu...

Capítulo 3

Resumen, Conten...