La Enseñanza Resumen, Contenido: El Canal Introducción, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Resumen, Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Apéndice, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Conclusión


Capítulo 5

La Mente Supraconsciente

Volvemos ahora a la Mente Supraconsciente y a sus importantísimas conexiones con la Mente Consciente, pues hace de canal de comunicación entre la Mente Consciente y el Mundo del Pensamiento. Es también la personalidad continua, el almacén de los progresos realizados por la Mente Consciente en cada vida. Además de estas dos funciones tiene su existencia independiente en el Mundo del Pensamiento, y su propia comprensión que ganar allí.

     Primero hay que explicar que, en su desarrollo progresivo de una personalidad propia durante esta existencia separada, cada una de las tres partes de la Personalidad Escindida tiene tres Aspectos Mentales distintos, aunque solapados: un Aspecto que se ocupa del pasado, un Aspecto que se ocupa del presente y un Aspecto que se ocupa del futuro. En beneficio de la brevedad les llamaremos Aspectos del Pasado, del Presente y del Futuro.

Los tres Aspectos de la Mente Supraconsciente cubren su trabajo y su existencia. El Aspecto del Pasado se relaciona con su existencia en la Escuela y su trabajo como canal de comunicación. El Aspecto del Presente se centra en su función de almacén. El Aspecto del Futuro se ocupa de su progreso en los seis Planos y en el Exterior. Como ya se ha dicho, la Mente Supraconsciente existe en la Escuela hasta que su Mente Consciente concluye su Primer Capítulo Importante, lo que le permite continuar su propio progreso, esto es, vivir su vida adulta.

     El Aspecto del Pasado de una Mente Eterna se ocupa de los pensamientos que tuvo en la época de la oposición, y de su anterior limitación a un sólo Camino, fuera éste la Verdad, la Belleza o el Servicio. El Aspecto del Presente se concentra en todas las etapas de la creación del Mundo del Pensamiento y la tierra, y se solapa con los del Pasado y el Futuro. El Aspecto del Futuro percibe y desea la unión y la realización del Grupo, y tiene visiones sobre la Tercera Progresión procedentes del Séptimo Plano.

     En la Escuela, la Mente Supraconsciente vive inmersa en el pensamiento transparente y unificado que se produce en el Mundo del Pensamiento bajo la ley de la Voluntad. Durante esta etapa la Mente Supraconsciente tiene también que habituarse al pensamiento dividido, con su discurso de palabras, que se utiliza en la tierra bajo la ley del libre albedrío. Esto casi se podría comparar al aprendizaje de dos idiomas, en cada uno de los cuales la Mente Supraconsciente tiene que volverse experta.

     La más sencilla de las prácticas de este arte empieza cuando la Mente Consciente inicia su Libro. Desde el principio del Libro, cada noche durante el sueño la Mente Consciente pasará a su Mente Eterna Protectora un registro completo de lo que le ha ocurrido durante el día, usando a la Mente Supraconsciente como canal de comunicación. Esto sucede cada noche durante el sueño, y sigue la noche siguiente, desde el punto en el que se interrumpió la noche anterior. En este registro se incluye no sólo lo que la Mente Consciente ha hecho, sino también lo que ha dicho junto con las ideas que tenía en mente, a menudo en total contradicción con las palabras pronunciadas. Estos registros se mantienen por la Mente Supraconsciente, que así retiene una copia exacta de las vidas de sus Mentes Conscientes. Esto es universal e invariable para todas las Mentes Conscientes y sus Mentes Supraconscientes desde el principio hasta el final de sus Libros.

     Este registro hecho durante el sueño se usa para hacer reajustes, de manera que las dificultades encontradas y los errores cometidos por esa Mente Consciente durante el día se puedan resolver. Se brinda toda la ayuda posible dentro de las condiciones del libre albedrío. Con este objeto, la Mente Eterna Protectora de esta Mente Consciente siempre está presente durante esta rendición de cuentas, y, si es del Camino de la Verdad o de la Belleza, también está presente la Mente Eterna Protectora del Servicio de su Grupo. A menudo también están presentes otras Mentes Eternas Protectoras, cuando la relación de esta Mente Consciente con las suyas afecta a sus intereses. Esto no significa que la Mente Eterna Inspiradora de esta Mente Consciente se desentienda del registro. Con frecuencia este registro es la causa de reflexiones, comunicación y consultas entre las dos Mentes Eternas Compañeras, igual que en una familia terrestre la madre a menudo comenta con el padre los actos y la conducta de los hijos. Pero estar presente durante el registro y tomar las decisiones oportunas, es el trabajo de la Mente Eterna Protectora.

     Forma parte del trabajo de la Mente Supraconsciente transmitir a su Mente Consciente un recuerdo de la ayuda recibida en estas ocasiones, cuando pueda hacerlo, aunque esa Mente Consciente puede ignorarlo, tergiversarlo u olvidarlo conforme a su libre albedrío. Este intercambio específico o Contacto entre la Mente Supraconsciente y la Mente Consciente ha sido llamado La Voz de la Conciencia, y es el primero y el más simple de los medios de comunicación de la Mente Consciente con la Voluntad a través de la Mente Supraconsciente. No hay que confundirlo con los rasgos hereditarios, ni con los códigos éticos aprendidos por la Mente Consciente durante su infancia.

Se ha dicho que la Mente Supraconsciente es la personalidad continua, el almacén de la comprensión, el amor y los intereses adquiridos en cada vida por la Mente Consciente. De ello se sigue que la Mente Consciente no comienza cada vida con las mismas dotes que tenía al principio de su primer Capítulo. De este almacén puede sacar cualquier interés o afecto que le pueda ser útil en esa vida, si lo ha guardado previamente. Por ejemplo, una Mente Consciente podría haber adquirido en una vida el amor a la música, en otra haber desarrollado un fuerte lazo de afecto con algún otro individuo y en otra tal vez haya adquirido la comprensión de los animales. Podría llegar una etapa de su Libro en la que estas tres adquisiciones representen una ayuda para el desarrollo del tema y el progreso personal en una vida. Entonces se pueden sacar como dones para este Capítulo particular, mientras que otros logros que no se necesitan para esa vida pueden permanecer sin usarse. Pero de este almacén no se puede sacar nada que no se haya guardado previamente, como adquisición de una vida anterior.

     Para aprender más sobre la Mente Supraconsciente es necesario ahora describir el período que sigue a la muerte, desde el momento en que la Mente Consciente abandona el cuerpo hasta que alcanza el estado en el que puede unirse con su Mente Supraconsciente.

     Cuando el cuerpo muere, la Mente Supraconsciente deja a un lado sus propios intereses independientes, y se dedica a ayudar a su Mente Consciente hasta que esta unión sea posible.

     Lo que ocurre al morir es un poco distinto de lo que ocurre al dormir, aunque la primera etapa, en la que el Aspecto del Presente se hace dominante, es exactamente igual. Al morir, sin embargo, la Mente Consciente ya no tiene que volver a la dimensión terrestre, sino que tiene que ir más allá del tiempo. Ha de romper el vínculo con su Aspecto del Pasado para no renovarlo nunca más, aunque seguirá vinculada con su Aspecto del Futuro. En la etapa actual del progreso humano esta transición no es agradable. La Mente Consciente es como un barco solitario buscando abrigo en una costa desconocida. Azrael siempre está presente en la muerte de cualquier ser humano, sea éste consciente de ello o no. Si la Mente Consciente es capaz de llamarlo en ese momento, es como si el piloto subiera a bordo del barco. Esta ayuda se da sin tener que pedirla a los que no tienen aún conocimiento de Azrael, de su Vida como Cristo, o no han pasado su Primer Capítulo Importante.

     Después de completar esta transición, que algunos han concebido como un tiempo de fracaso, la Mente Consciente recupera su percepción en el Mundo del Pensamiento. Aún guarda memoria de la vida recién terminada por medio del Aspecto del Presente, que ahora sólo está vinculado al Aspecto del Futuro. Pues la muerte ha separado por completo a la Mente Consciente del Aspecto del Pasado, que ya no es capaz de tener ideas nuevas, pues esa capacidad se origina en el cerebro, que ha sido destruido por la muerte.

     Es importante tener en cuenta la pérdida de continuidad de este Aspecto del Pasado. Esta es tal vez la explicación de por qué las apariciones hacen una y otra vez la misma cosa, sin variaciones. Es también la explicación de la falta de comunicación directa con los muertos. Ninguna Mente Consciente puede volver a la tierra después de la muerte, porque está separada de su Aspecto del Pasado. Incluso los que creen en los espíritus y en los mensajes de los muertos admiten la necesidad de un médium.

     Después de la muerte, el Aspecto del Presente de la Mente Consciente es absorbido por el Aspecto del Futuro en el Mundo del Pensamiento. Al morir, la Mente Consciente no es capaz de unirse inmediatamente a su Mente Supraconsciente. Todavía hay entre ellas una amplia brecha por cerrar antes de que se pueda realizar esa unión. La Mente Supraconsciente tiene conocimientos que son necesarios, pero que aún no están disponibles, para la Mente Consciente. Además de guardar los registros diarios, que forman una película completa de esa vida desde el nacimiento hasta la muerte, la Mente Supraconsciente tiene también una película de esa vida tal como debería haber sido vivida, del progreso personal y del desarrollo del tema que se establecieron para esa vida o Capítulo. Esto siempre se le muestra a la Mente Supraconsciente, y ella lo acepta, antes de que la Mente Consciente nazca en la tierra para vivir esa vida. La brecha que hay que cerrar es la diferencia entre las dos películas. La Mente Consciente tiene que progresar en el Mundo del Pensamiento, hasta alcanzar un estado en el que esté lista para ver simultáneamente estas dos películas... la vida como ha sido vivida, y la vida como debería haber sido vivida. Esta visión se llama la Película del Juicio. Cuando la Mente Consciente ha pasado por esta ordalía, es cuando está lista para unirse a su Mente Supraconsciente.

     El conocimiento adquirido por medio de la Película del Juicio tiene efectos muy amplios. Con esta comparación la Mente Consciente comprende el objetivo de la vida que acaba de pasar, y este conocimiento la eleva al nivel que la Mente Supraconsciente ya había alcanzado. Por tanto la brecha se cierra y la unión se hace posible, pues las dos son ahora una sola Mente. Después la Mente Supraconsciente y la Mente Consciente permanecerán unidas, hasta que llegue la hora de una nueva vida en la tierra para empezar el siguiente Capítulo del Libro.

     Antes de que se alcance este estado de unión con la Mente Supraconsciente, hay una gran variedad de experiencias posibles para la Mente Consciente en el Mundo del Pensamiento. Si en la vida que acaba de terminarse se ha logrado la mitad o más del progreso establecido en el Patrón original, esta Mente Consciente recuperará la conciencia en la Escuela. Pero si ha logrado menos de la mitad, el despertar es en el Exterior. Dondequiera que ocurra el despertar, hay una condición que no cambia: en esta etapa la Mente Consciente, guiada por su Mente Eterna Protectora y con la ayuda de su Mente Supraconsciente, vuelve a crear su propia existencia.

     Ustedes comprenderán que la Mente Supraconsciente tiene mucho interés en el período previo a la unión. Cuando tiene lugar en la Escuela, las Mentes Eternas Protectora e Inspiradora y la Mente Supraconsciente del individuo pueden preparar las condiciones de este período, que consistirá en pulir y completar la vida que se acaba de vivir en la tierra. Pero si la Mente Consciente recupera la conciencia en el Exterior antes del final de su Primer Capítulo Importante, la Mente Supraconsciente no puede desempeñar un papel tan activo, porque no puede salir de la Escuela.

     Si esta etapa de la existencia tiene lugar en la Escuela, es siempre un estado agradable. Recuerden que la Oscuridad no puede entrar en la Escuela. Este período puede parecerle a la Mente Consciente una vida completa. No se puede generalizar mucho sobre él, porque es diferente para cada individuo, y se adapta al progreso y las necesidades de cada uno. Hablando en general, si la Mente Consciente es joven, esto es, si no ha llegado muy lejos en su Libro, esta existencia parecerá más larga, y podrá disfrutar en ella de los placeres que le hayan sido negados, o a los que haya renunciado en la tierra para mantenerse fiel a su Patrón. Para una Mente más madura, ese gozo toma a menudo la forma de la realización del trabajo creativo que le fue negado, o quedó inacabado, en la tierra, y ahora puede culminar.

     Sea joven o madura, siempre hay encuentros y relaciones con otras Mentes Conscientes del Mundo del Pensamiento que le traen mucha alegría. Las renuncias y sacrificios hechos en la tierra en aras del progreso personal o del tema del Libro son compensados mil veces. Los logros que se alcanzan en la Escuela, sin el deslucimiento producido por las condiciones terrestres del tiempo y el cambio, desbordan la capacidad de descripción de una Mente Consciente. No hay la menor oscuridad ni irrealidad en estas experiencias que, de hecho, son mucho más concretas que sus contrapartidas en la tierra, donde nunca se puede alcanzar esta perfección. Aunque en esta existencia hay mucha alegría, no es un fin en si misma, sino un intermedio en el que esas experiencias completan la vida recién vivida, y al completarla liberan a la Mente Consciente de los deseos del pasado. De esta manera, la Mente Consciente alcanza un estado en el que está lista para seguir, libre de los deseos del pasado y lista para la dura prueba de la Película del Juicio.

     El despertar en el Exterior no puede conducir a tal alegría, pues ninguna Mente Consciente se despierta allí sin que el individuo haya permitido que alguna obsesión, ambición o amor egoísta lo desvíe de su ruta, o se haya quedado atrapado en la persecución de su propia voluntad contra el Patrón establecido. Esa Mente Consciente no puede liberarse de las cosas que en la tierra ha puesto sistemáticamente por delante, sólo porque haya intervenido la muerte. Si en la tierra ignoró las bellezas mentales que se le sirvieron para que las percibiera, no las va a buscar ahora en el Exterior. Pero como la muerte es volver a casa para todos, este despertar será tan agradable como el estado de esa Mente Consciente lo permita. Si el individuo no se ha hundido muy por debajo del progreso que podría haberle llevado a la Escuela, pronto recibirá ayuda para que tenga una escala de valores mejor. En el otro extremo, si ha hecho oídos sordos a sus oportunidades y ha permitido que algún atributo o deseo le gobierne, puede venirle un período difícil y monótono. Con la ayuda de la Oscuridad, tal individuo creará inmediatamente las condiciones de las que se rodeó en la tierra, y se sumergirá en ellas, y aunque tales condiciones sean poco notorias allí, es indescriptiblemente sórdido y lamentable ver cómo se malgasta la energía de una Mente Consciente en crear una condición tan antinatural en el Mundo del Pensamiento. Desgraciadamente la realidad de esas experiencias es tan concreta como la de las de la Escuela.

     Ocurra en la Escuela o en el Exterior, la Película del Juicio con la que siempre concluye esta etapa de la existencia merece este nombre. No hay Mente Consciente que pueda escapar a la amarga pena y el remordimiento que produce verla. Al principio, el empezar a ver el significado real y el objeto de la vida que acaba de vivir, da al espectador una sensación maravillosa y provoca un intenso interés. En la etapa inicial de la vida, cuando las desviaciones del Patrón original son principalmente responsabilidad de los adultos que están a cargo de ella, este intenso interés predomina. Pero conforme sigue la película y hay que aceptar cada vez más responsabilidad en los propios actos y errores, el malestar y el pesar aparecen, pues no hay Patrón original que no brille con la gloria de la Voluntad. Estos patrones de las vidas son por completo satisfactorios y excitantes, y tiene un interés absorbente observar cómo encuentran su lugar en el conjunto, y hacen así su aportación al Viaje de Retorno o Historia de la Humanidad.

     Desgraciadamente, lo normal es que la película de la vida, tal como fue vivida, sea deplorablemente distinta de su Patrón y que, en comparación con el original, resulte tan monótona e inútil que reduzca al espectador a un estado de desesperación y humillación total. En la mayoría de los casos, lo que induce estos sentimientos no son las malas acciones, que muy a menudo se ven seguidas por consecuencias que las resuelven, sino sobre todo la visión de las oportunidades perdidas o despreciadas en favor de alternativas que demostraron tener poco aguante, y cuando se lograron no tenían el menor valor ni siquiera en la tierra. La Película del Juicio que yo presencié terminó de esta manera... "Recibe el perdón y la paz que sobrepasa la comprensión humana... y sigue adelante" Pero las palabras no son adecuadas para describir el consuelo, y el ansia de intentarlo de nuevo, que tal absolución inspira.

     Todas las Mentes Supraconscientes aprenden en la Escuela a hacerse intérpretes perfectas de sus Mentes Conscientes, y este ejercicio les da una amplia base para adquirir conocimiento y comprensión de la existencia y las condiciones terrestres. Además, siempre se les muestra el Patrón establecido para cada vida antes de que sea vivida, y cuando esta vida se completa después de la muerte en el Mundo del Pensamiento, se ha visto la Película del Juicio, y se ha realizado la unión con la Mente Consciente, entonces la Mente Supraconsciente se convierte en el almacén de cualquier interés, amor o comprensión que la Mente Consciente haya conquistado durante esa vida.

     En la Escuela existen diversas fuentes cuyos reflejos son visibles en la tierra. Una de ellas es el origen de toda la vida animal. El dominio humano sobre la vida animal terrestre debería asemejarse a la relación entre las Mentes Eternas y sus Mentes Conscientes. El hombre debería ofrecer a la vida animal los mismos cuidados, protección y ayuda que él mismo recibe.

     En toda esta creación hay algo que se corresponde, o tiene cierta relación, con el libre albedrío humano. Encontramos muchas etapas de la evolución coexistiendo en el tiempo. Así es en el reino animal, aunque el estado de la evolución de cada especie esté afectado, y en parte controlado, por el objetivo para el que existe esa criatura, de la misma forma que el libre albedrío del hombre está controlado dentro de los límites de su Patrón.

     También puede decirse que los moradores del reino animal siguen, en cierta medida, los Caminos de la Verdad, la Belleza y el Servicio. En general la mayoría de los parásitos, muchos insectos y otras formas de vida inferiores, existen para servir al Camino de la Verdad, incluso si este conocimiento conduce a su exterminio. Las vidas de los pájaros y mariposas, que con su encanto, la gracia de sus movimientos o la belleza de sus cantos hacen una llamada directa al sentido humano de la belleza, seguramente ilustran el Camino de la Belleza, mientras que la cariñosa camaradería de los animales que acompañan y ayudan al ser humano, representa al Camino del Servicio.

     No hay reglas sumarias e inflexibles. En el curso de la evolución algunos pueden pasar de un Camino a otro. Todos prestan algún servicio a la tierra por medio de sus vidas. Todos, vistos desde cierto ángulo, poseen alguna forma de belleza, aunque sólo sea el maravilloso orden o la magnífica complejidad de sus ciclos vitales, y todos pueden en alguna medida guiar a la mente humana por el Camino de la Verdad.

     Su origen está en la Escuela, en la Primera Progresión, y ese es el hogar al que regresan después de la muerte. Mientras las Mentes Supraconscientes están allí, frecuentan su compañía tanto para instruirse como para deleitarse. Cualquier vida, tanto la fugaz existencia de un mosquito como la del tiernamente amado animal de compañía de alguna Mente Consciente, regresa a su fuente, aunque no todas lo hacen de la misma manera. Muchas vuelven a su origen para descansar y renovarse. Están bajo el Plano del Control de la Materia, para que su evolución pueda mantener su lugar en la Historia de la Humanidad. Aquellas criaturas cuyas vidas o costumbres adornan la tierra vuelven a su fuente por las mismas razones, pero bajo los Planos de la Forma, el Color o la Música, que son los que controlan su evolución. Pero, cualquiera que sea el Camino al que pertenecen, si sus conquistas evolutivas los llevan a tener contacto personal con los humanos pueden lograr en cierta medida una personalidad individual, y entonces su regreso es distinto. Pues si durante una vida terrestre se ganan el amor y la protección de alguna Mente Consciente, o hacen aparecer en algún individuo una nueva percepción de la Belleza, o por medio de su existencia son la causa de que una Mente Consciente dé un nuevo paso por el Camino de la Verdad, entonces, cuando esa vida se completa, adquieren una forma individual en el Mundo del Pensamiento por medio de la memoria de esa Mente Consciente, y permanecen en el Mundo del Pensamiento, liberados de la necesidad de volver a la tierra. Nada en la tierra ni en ningún otro lugar de la creación perece por completo, pues todo puede adquirir de alguna manera una contrapartida en el Mundo del Pensamiento, y lograr la continuidad allí por medio de la vida terrestre.

     Otra fuente que está en la Escuela es la de los rasgos hereditarios. Cuando una nueva vida o Capítulo está lista para empezar en la tierra, y se ha escogido la familia en la que va a nacer la Mente Consciente, es de aquí de donde se sacan las características particulares más apropiadas a este Capítulo, y estas características se convierten en la participación de esta Mente Consciente en esos rasgos familiares. La manera en que la Mente Consciente emplee o controle estos rasgos durante esa vida, determina si al final de la vida regresarán a la fuente debilitados o fortalecidos. Para las Mentes Supraconscientes que están en la Escuela, estas fuentes sirven de estudio preparatorio y entrenamiento para el trabajo que llevarán a cabo en su vida adulta, pero en la Escuela este trabajo está limitado principalmente a observar.

     Al final del Primer Capítulo Importante de la Mente Consciente, la Mente Supraconsciente adquiere la libertad de salir de la Escuela. Entonces su campo de acción y sus posibilidades de progreso individual se amplían de manera inmensa. Tienen actividades conectadas a su propia Mente Consciente. Empiezan estudiando el tema de su propio Libro, para poder tomar parte en la construcción de los cambios y añadidos que las desviaciones de su Mente Consciente hagan necesarios. También aprenden los temas de los otros cinco Libros de su Grupo y observan sus progresos, para estar listas y dispuestas para ayudar en el progreso general y la unificación del Grupo. A veces una Mente Consciente se rezaga respecto de las otras de su Grupo. Entonces las Mentes Eternas Protectoras deciden que alguien del Grupo, probablemente el más adelantado, tome una vida extra para ayudar al rezagado. En un caso así sería necesaria la cooperación de las Mentes Supraconscientes implicadas.

     Además de estas actividades relacionadas con sus Mentes Conscientes, cuando las Mentes Supraconscientes salen de la Escuela van a los seis Planos de la Segunda Progresión para su propio progreso personal, siguiendo primero un 'curso introductorio' en cada uno de ellos, para que al menos adquieran una valoración y comprensión básicas de los seis. Después de examinar sus propios temas deciden en qué Planos van a seguir estudiando hasta obtener un 'diploma'.

     Cuando ha conseguido un 'diploma' en uno de los seis Planos, la Mente Supraconsciente está capacitada para usar la actividad creativa de ese Plano. Una Mente Supraconsciente Inspiradora, cuya Mente Consciente en la tierra será una mujer, generalmente usará esta actividad para la creación directa, y este trabajo creativo de las Mentes Supraconscientes Inspiradoras constituye otra de las fuentes del Mundo del Pensamiento. La fuente de estos trabajos está en el Plano al que pertenezcan, sea el de la Forma, el Color, la Música, las Matemáticas, el Control de la Materia o la Evolución de la Mente, y no en la Escuela. De esta fuente es de donde los hombres sacan la inspiración para sus creaciones en la tierra, y así se mantiene el equilibrio entre la Esfera del Corazón y la Esfera de la Mente.

     Tiene que entenderse que los trabajos creativos originales de las Mentes Supraconscientes no están formados por los mismos elementos que el hombre usa en la tierra, aunque su creación esté inspirada en esta fuente. Tal vez un ejemplo aclarará esto.

     Una Mente Supraconsciente Inspiradora que obtuvo su 'diploma' en el Plano de la Música creó un trabajo que está en la fuente de este Plano. Bach sacó de esta fuente la inspiración con la que produjo el movimiento lento de su Concierto en Re menor para dos violines. El trabajo de esta Mente Supraconsciente fue su interpretación del intercambio de ideas entre sus Mentes Eternas Protectora e Inspiradora, que Bach captó y tradujo muy bellamente en este movimiento. También Vivaldi sacó inspiración de este mismo trabajo, que resultó en el movimiento lento de uno de sus conciertos. La diferencia entre las dos composiciones representa la diferencia de los impactos de la misma creación original en dos personalidades distintas.

     Las Mentes Supraconscientes Protectoras bajo la Esfera del Corazón, cuyas Mentes Conscientes son hombres en la tierra, generalmente usan el conocimiento adquirido por medio del estudio en los Planos para su trabajo en el Exterior.

     Este trabajo consiste principalmente en ayudar a las Mentes Conscientes que después de la muerte no llegan a la Escuela, sino que, a causa de las desviaciones respecto de sus Patrones, recuperan la conciencia en el Exterior. En cuanto las Mentes Supraconscientes han adquirido el estado adulto están capacitadas para ayudar a sus propias Mentes Conscientes si esto ocurre. Por muy avanzado que esté el Libro, en cualquier Capítulo es posible que una Mente Consciente que se haya desviado mucho recupere la conciencia en el Exterior después de la muerte. Estos trabajos de las Mentes Supraconscientes Protectoras, una vez más, mantienen el equilibrio entre la Esfera del Corazón y la Esfera de la Mente.

     El siguiente ejemplo es una sencilla ilustración de cómo una Mente Supraconsciente Inspiradora puede dar esta ayuda, en este caso usando el color como medio:

De esta manera, por medio del conocimiento adquirido por las Mentes Supraconscientes en los Planos, y por medio de su uso, sea en la creación directa o en trabajos creativos en el Exterior, las Mentes Supraconscientes también avanzan por el Camino del Servicio.

     Aunque la creación directa en la Segunda Progresión y el trabajo creativo en la Primera Progresión son actividades separadas, están relacionadas y funcionan juntas. Tanto las Mentes Supraconscientes Protectoras como las Inspiradoras, desde que salen de la Escuela se mueven libremente de un Plano a otro, sin que importe a qué Camino pertenecen. Su trabajo también es cambiante y van tras él a cualquier dimensión a la que pueda conducirlas, con la excepción de la Oscuridad, aunque a veces entran en contacto con la Fuerza del Mal mientras trabajan en el Exterior.

     Igual que sus Mentes Eternas, la Mentes Supraconscientes Protectoras se ocupan de asuntos de la Esfera del Corazón, y las Mentes Supraconscientes Inspiradoras, de los de la      Esfera de la Mente; se entremezclan en el trabajo y en el placer, y aprenden mucho las unas de las otras. También entre las Mentes Supraconscientes el vínculo entre una Mente Supraconsciente Protectora y su Mente Supraconsciente Inspiradora Compañera es muy fuerte. Aunque sus Mentes Conscientes se encuentren rara vez en la tierra, normalmente sólo en sus Capítulos Importantes. Las Mentes Supraconscientes Compañeras comparten trabajos y compañía en el Mundo del Pensamiento, pues sus intereses son complementarios. En el Mundo del Pensamiento la manera de obrar está regulada siempre por las Mentes Eternas bajo el gobierno y la dirección de Azrael y Arrantees, pero se lleva a cabo, siempre que sea posible, por Mentes Supraconscientes adultas cuyo propio crecimiento se logra así.


La Enseñanza Resumen, Contenido: El Canal Introducción, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Resumen, Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Apéndice, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Conclusión


Capítulo 4

Capítulo 6

Resumen, Conten...