La Enseñanza Resumen, Contenido: El Canal Introducción, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Resumen, Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Apéndice, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Conclusión


Capítulo 8

El Segundo Reflejo

Relacionar los acontecimientos del progreso del Mundo del Pensamiento con sus lugares en el tiempo, es lo más difícil de la rememoración. Es cierto que la aparición de las Mentes Conscientes en la tierra completó el primer ciclo o vuelta de espiral de la evolución terrestre, y que ahora estamos en alguna parte de la segunda vuelta de la espiral, que comenzó con el Segundo Reflejo y se completará con el Tercer Reflejo. El segundo ciclo de la espiral de la evolución terrestre es el desarrollo de las Mentes Conscientes. Los tres Reflejos en el tiempo son tres etapas de este desarrollo, de la misma forma que los tres Capítulos Importantes son tres etapas en el desarrollo de la Mente Consciente individual.

     Hay una única condición que controla el progreso del individuo, y es el uso del libre albedrío. La venida del Segundo Reflejo fue, y la del Tercer Reflejo será, dependiente del progreso medio de las Mentes Conscientes pero, como en todo proceso de evolución, hay cierto grado de solapamiento.

     Hubo Mentes Conscientes que previeron la venida de Cristo en los tiempos del Primer Reflejo. Las antiguas creencias también captaron a veces un vislumbre del cristianismo que venía. Después, la llegada y el avance de las civilizaciones griega y romana fueron necesarias para hacer posible la extensión del cristianismo. Igualmente, en las eras por venir se comprenderá que los descubrimientos científicos del siglo XX han preparado el camino del Tercer Reflejo.

     El período del Primer Reflejo fue el del avance individual en busca de la Luz, un movimiento continuo que recibió una nueva orientación por medio del Segundo Reflejo. Como no hay limitaciones que frenen el progreso personal, y puesto que unas cuantas Mentes Conscientes tuvieron sus tres Capítulos Importantes durante el período del Primer Reflejo, se deduce que algunas de ellas, cuyo progreso era sobresaliente, se desarrollarían mucho más que cualquier otra y, de hecho, dejarían atrás a las demás. Una de ellas alcanzó el punto más alto jamás logrado en la comprensión de la Luz. Fue Gautama (13), el fundador del budismo. En ciertos aspectos su comprensión de la Luz nunca ha sido igualada, pero como vivió antes de la vida de Cristo, no pudo alcanzar el auténtico concepto de la vida humana que el cristianismo enseña. El individuo debería aprender, por la Revelación de la vida de Cristo, a no desdeñar ni ignorar su vida terrestre, tal como tienden a hacer los seguidores de Gautama. El budismo ha alcanzado y captado la gloriosa verdad de la unidad, pero en su deseo de trascender la mortalidad y obtener esta unidad, tiende a ignorar el valor de la vida terrestre. Mientras que la vida y la enseñanza de Cristo ponen los pies del hombre en el suelo firmemente, mostrando las condiciones terrestres como una escuela por la que tiene que pasar, y la vida humana como el punto de partida del Viaje de Retorno. Recuerden que aunque el objetivo de la Intención, la Personalidad Progresivamente Creadora, es tan inmenso como para estar mucho más allá del alcance de esta Enseñanza, la fase con la que se relaciona la Enseñanza, esta fase de transición (pues esto es lo que significa en realidad la creación del Mundo del Pensamiento y la tierra), es una parte de ese inmenso todo.

     El Primer Reflejo, que es la primera etapa de la evolución de la Mente Consciente, inició la búsqueda de la Luz por el individuo, y este Viaje continúa desde el principio hasta el fin de la Historia de la Humanidad. Es un Viaje progresivo: el hombre crece en comprensión conforme avanza por su camino. Por tanto hay etapas del final que están más allá de su comprensión actual. En este momento la comprensión de la Tercera Progresión está mucho más allá del entendimiento humano aunque, como la Enseñanza muestra, es una etapa necesaria del Viaje. Por consiguiente es deseable un vínculo entre el hombre y la Luz que esté dentro de la comprensión humana actual.

     Ese vínculo existía desde el principio, en las Personalidades de Azrael y Arrantees. Ellos eran las demostración de que la Intención de la Luz es tomar parte en este experimento de la personalidad, no sólo en el Mundo del Pensamiento sino también en la dimensión terrestre. La aurora del Segundo Reflejo, que se hizo posible cuando nuestras Mentes Conscientes aceptaron el Camino del Servicio, se manifestó en la vida de Jesús, la Mente Consciente de Azrael, y la de María, la Mente Consciente de Arrantees. Nacieron en cuanto el progreso medio de las Mentes Conscientes permitió traer a la tierra esta tercera parte de sus Personalidades Escindidas, para mostrar el significado del Camino del Servicio.

     De la vida de Jesús, el Cristo de la religión cristiana, diré poco, pues ya ha sido contada en muchas lenguas, por mucha gente, y con mucha más fuerza de la que yo poseo, pero creo que la historia tiene que reconocer en el cristianismo la base sobre la que se ha levantado nuestra civilización actual. Hay muchos que sin profesar ningún tipo de religión, o llamándose cristianos, parecen inconscientes del hecho de que la ética y los principios que profesan descansan sobre esta base. Es decir, si no hubiera habido vida de Cristo ni religión cristiana, sus valores serían por completo distintos. Aunque ahora las iglesias cristianas estén divididas por ideas y dogmas, aún llevan esta luz a los que son capaces de recibirla de esta manera, y ésta es la lámpara que mantuvo encendida la fe cristiana a través de las épocas pasadas.

     Aunque también se debería reconocer que esa división aparta de la Luz, y que la unión es una parte fundamental del Viaje de Retorno. Una iglesia unida sobre la base de los principios del cristianismo, y diversificada sólo para mantener los rituales que sus adeptos prefieran, aún podría salvar a nuestra civilización del desastre. Hay una verdad de las propias iglesias que señala hacia ahí: "Una casa que está dividida contra sí misma no puede permanecer". Aunque la tierra se creó para mostrar que el del Servicio es un Camino a la Luz igual a los de la Verdad y la Belleza, los que pertenecen al Camino del Servicio tienen que aceptar lo mismo respecto de los Caminos de la Verdad y la Belleza, algo que no parece que las iglesias quieran aceptar.

     Al ser de la Luz, Azrael contiene en sí mismo la unidad de los tres Caminos. Cuando nació como Jesús fue para mostrar en la tierra el Camino del Servicio, para vivir el Patrón Principal que siempre recordará cualquier hombre que, en alguna etapa de su Libro, tenga que aceptar y seguir esta vida de Cristo y vivir para los demás, o encontrarse con que no puede continuar su Viaje de Retorno a la Luz. Cada individuo tiene que vivir su vida no para sí mismo sino para el Viaje de Retorno, hasta donde le sea posible. La diferencia entre la vida de Cristo y cualquier otra vida fue que Él no estaba buscando Verdad, Belleza ni Bondad sino que:

ÉL ERA ESAS COSAS.

Su progreso personal consistió en vivir día a día una vida de acuerdo con la Intención, tal como podía interpretarla usando sólo las líneas de comunicación que están disponibles para cualquier Mente Consciente.

     Con divina humildad, Arrantees, la Directora del Mundo del Pensamiento, aceptó vivir su vida como la madre de Jesús; una vida casi ignorada, aunque la iglesia católica haya presentido su importancia. Aún no se ha reconocido su igualdad con Jesús (la Mente Consciente de Azrael). Su vida humana se entregó también al Camino del Servicio, realizando así la condición de la Voluntad de que, en la tierra, la mente ha de ir detrás del sentimiento para hacer posible el Viaje de Retorno. La imaginación (el corazón) tiene que guiar, aunque no se puede dejar atrás a la razón. Jesús y María, como cualesquiera otras Mentes Conscientes, se mantuvieron en contacto con el Mundo del Pensamiento y usaron el canal de sus Mentes Supraconscientes, que, como es natural, permanecían en el Mundo del Pensamiento bajo sus propias Esferas de la Mente y el Corazón. Jesús, como cualquier hombre, cambió en la tierra a la Esfera de la Mente, tomando así la parte dirigente y activa de sus vidas, y María, como cualquier mujer, cambió a la Esfera del Corazón, para vivir esa vida como el complemento de Jesús.

     Arrantees podría haber realizado por igual los papeles complementarios de esposa o de madre de Jesús, pero, incluso para la comprensión humana, es obvio que el papel de madre satisfacía la necesidad mayor. Así que ambos aceptaron una vida terrestre, Arrantees como madre y Jesús como hijo. Esto privó a Jesús de esposa, pero no de amor humano. Además le proporcionó durante su infancia y adolescencia el cuidado y la comprensión de su Mente Consciente Compañera. Esta compañía tiene que haber sido maravillosamente completa, así que no es raro que la casi única ruptura del silencio sobre ella sea el registro de una brecha en su perfecta comprensión; la ocasión en que, siendo un muchacho, Jesús se quedó en el templo de Jerusalén, y respondió sorprendido al angustiado reproche de María: "¿Cómo es que me buscabais? ¿Acaso no sabéis que tengo que hacer la Voluntad de mi Padre?". Sin embargo María sabía lo que Él tenía que hacer, y volvió a Nazaret con Ella para crecer en la vida familiar normal de aquella época. Tenemos una imagen de su crecimiento expresada en una frase: "y Jesús crecía en tamaño y sabiduría a los ojos de Dios y de los hombres". No se sabe cuánto contribuyó su vida con María a su victoria sobre la vida y la muerte, pero como la vida de Ella era la complementaria, tiene que haber cumplido un papel necesario en el Patrón de Él.

     Sabemos muy poco de este período de sus vidas, pero sabemos que la madre 'meditaba todas esas cosas en su corazón'. Es significativo que el cuarto Evangelio, que nos da tantos pensamientos y dichos de Cristo que no están registrados en ningún otro sitio, fuese escrito por San Juan, en cuya casa vivió Ella después de la crucifixión.

     Sabemos también que el Ángel Gabriel (probablemente la Mente Supraconsciente de Azrael o de Arrantees) preparó a la Mente Consciente de María para su vida terrestre. Esto, como cualquier otro de los privilegios que Jesús y María utilizaron, no está fuera del alcance de cualquier Mente Consciente que haya logrado el progreso necesario. Hay muchos individuos en la tierra que se vuelven conscientes de la vía que tienen que seguir, aunque tal vez sin ser conscientes del origen de ese conocimiento. Es importante comprender que Jesús vivió bajo las mismas condiciones y limitaciones de la Voluntad que todas las demás Mentes Conscientes, o se deja de comprender el valor permanente de su vida. Los poderes que usó los obtuvo por el progreso personal que hizo, y están igualmente disponibles para los demás que alcancen esta etapa de progreso. Cualquier día puede nacer alguien a quien se le de el don de rememorar esta parte callada de sus vidas. No se me ha dado ese don. Sólo tengo la rememoración cierta y clara de que Azrael, el Gobernador del Mundo del Pensamiento, vivió su vida terrestre como Jesús, y de que Arrantees, la Directora del Mundo del Pensamiento, vivió su vida en la tierra como su madre, la Virgen María, para que se pudiera mostrar que el Camino del Servicio, o de la Bondad, es un Camino necesario que todos los hombres tienen que seguir en su Viaje a la Luz.

     La Vida de Azrael en la tierra lo hizo Señor de la Tierra. Como la de cualquier Mente Consciente, su vida tuvo que ser de progreso personal a la vez que completaba el tema de su Libro, ese tema que lo llevó a su Crucifixión. Esta vida, vivida conforme a la Intención, le dio el dominio sobre los elementos en lucha de esta dimensión en la que, desde el principio, se estableció la oposición a la Intención, y en la que tiene que resolverse. Uno de los factores más importantes de su vida en la tierra es que, bajo las mismas condiciones y limitaciones que el hombre, superó a la Fuerza del Mal en el campo de batalla terrestre. Al ser de la Luz pudo completar su Libro en una sola vida, y así fue la primera Mente Consciente que conquistó el poder sobre la Fuerza del Mal en la tierra, un ejemplo a seguir y una esperanza para todos.

     Cuando se dice que Azrael y Arrantees son 'de la Luz', esto no significa que estuvieron exentos de las dificultades humanas. En la tierra tuvieron que aceptar las mismas líneas de comunicación, tal como están abiertas para cualquier Mente Consciente. Pero significa proclamar que Azrael y Arrantees aceptaron una separación voluntaria de la Luz, desde lo que había sido la unión en una comprensión completa; un estado hacia el que nuestras Mentes Eternas están progresando, progreso en el que están involucradas nuestras Mentes Supraconscientes y Conscientes.

     La vida de Azrael hizo aún más que establecer un ejemplo del Camino del Servicio y dominar a la Fuerza del Mal en la tierra. Esta vida brindó a cada Mente Consciente la oportunidad de tener una relación personal con Azrael durante alguna de sus vidas terrestres. Este contacto personal es difícil de describir a causa de su carácter individual. Se produce, o se le reconoce, en muy distintas etapas de los Libros de las Mentes Conscientes, y de una forma diferente para cada individuo. En cada Libro hay una vida o Capítulo especial en la que esta relación alcanza una culminación. Esto viene en la forma de una Experiencia Única con Azrael, que establece esta relación personal, y crea un contacto que puede llevar pensamientos desde esa Mente Consciente hacia Azrael, y en ocasiones trae respuestas. Una vez que la relación se ha desarrollado hasta alcanzar esta realidad, esa Mente Consciente nunca más nacerá en la tierra sin ese contacto, aunque es posible que el único recuerdo consciente que tenga de él, sea un reconocimiento implícito de Cristo como figura central del Viaje de Retorno. Hablando en general, aunque no hay reglas, los del Camino del Servicio alcanzan esta vida especial con su Experiencia Única por medio de la fe religiosa, y viene a ellos mucho más al principio de sus Libros que a los del Camino de la Verdad y la Belleza. Bastante a menudo coincide con, o forma parte de, sus Primeros Capítulos Importantes. Llega más tarde a los del Camino de la Belleza, y aún más tarde a los del Camino de la Verdad.

     Es una relación que se construye gradualmente, y se despliega lentamente a través de los muchos Capítulos de cada Libro. Puede crearse proporcionando a la Mente Consciente una serie de experiencias que se corresponden con experiencias similares en la Vida de Cristo. Puede crecer hasta completarse dentro de la religión cristiana, aunque también se puede construir fuera de ella. Pero para lo último, tiene que venir una vida en la que haya un reconocimiento por la Mente Consciente de que las personalidades de Azrael y Cristo son una y la misma personalidad. Así me pasó a mí. No es fácil describir la relación de uno mismo con Azrael. Es tan personal que parece que intentar trazar un esbozo sea desfigurar el retrato. Sin embargo el Resumen estaría menos completo sin él; hay que intentarlo.

     Yo era agnóstica desde antes de cumplir los veinte años, una actitud incómoda en los tiempos de mi juventud, en los que dejar de ir a la iglesia no estaba de moda. Me negué a hacerlo porque me producía una verdadera sensación de hipocresía. Muchos años después, en una de las primeras etapas de la Enseñanza, alguien que estaba muy interesado en su desarrollo me preguntó si Jesús estaba en el Mundo del Pensamiento y dónde. Me sorprendió, porque nunca había considerado la cuestión, pero me llevé el pensamiento cuando me fui a dormir, y desperté con la rememoración más clara. Le había planteado la pregunta a Azrael. Había conocido a Azrael como Gobernador del Mundo del Pensamiento y me había traído a menudo rememoraciones de Él. Había reconocido que allí ocupa un lugar clave y le había dado mi amor y mi adoración. Pero nunca lo había asociado con Cristo.

     Me han preguntado a menudo sobre la rememoración visual del Mundo del Pensamiento, y es algo que encuentro muy difícil de explicar. Tomemos por ejemplo a cualquier persona que ha perdido a un compañero próximo, tal vez a su esposa. ¿Cómo la visualiza después de su muerte?:
¿Ve a la jovencita que conoció al principio?

Creo que la respuesta a esta pregunta es lo más parecido a una explicación que puedo conseguir.

     Tengo una rememoración clara de Azrael tal como lo vi cuando le planteé esa pregunta, pero, aunque fuese hábil con el pincel, no sabría pintar ese retrato. Mi rememoración no se parece a ninguna imagen que yo haya visto. Incluso ahora puedo ver la expresión de sus ojos cuando el peculiar silencio que siguió a mi pregunta me hizo levantar la mirada, para ver que me miraba atentamente con unos ojos del gris azulado más claro, límpidos como el agua, iluminados por lo que sabía que tenía que ser media sonrisa, esperando... esperando... a que yo comprendiera. La expectación pasó a mí, hasta emocionarme del todo. Entonces amaneció el reconocimiento:

"¡EL PROPIO AZRAEL ERA JESÚS!"

Aquella fue sólo una rememoración del Mundo del Pensamiento, un regalo personal adaptado a este Patrón mío particular. Después tendría que traducirse en términos de mi vida diaria, igual que para cualquier Mente Consciente, pero fue el principio de mi Experiencia Única.

     En el siguiente capítulo de este Resumen hay una explicación de lo que es una Iniciación. El ejemplo de mi Iniciación registrado en el capítulo diez, fue un adelanto de mi Experiencia Única con Azrael. Esta culminación o Experiencia Especial viene sólo una vez en cada Libro, y todos los individuos llegan a la misma conclusión por medio de ella, aunque nunca de maneras completamente iguales. Es una experiencia en la que uno llega al límite de su resistencia, y no puede liberarse de una situación que, en parte, uno mismo ha creado. La inteligencia, el carácter y la fuerza de voluntad de uno resultan insuficientes, y el fracaso tiende la mano. Entonces Azrael en persona toma esa carga, y no la vuelve a dejar sobre los hombros de uno hasta que uno haya recuperado la fortaleza necesaria para seguir. El conocimiento universal que nace de esta experiencia personal es que:

EL PATRÓN DE UNO NO PODRÍA HABER SIDO CONTINUADO SIN LA AYUDA DE AZRAEL

La visión que Saulo de Tarso tuvo en el camino de Damasco debió ser el preludio de su Experiencia Única.

     Terminaré dando un ejemplo de respuesta mental, una clase de pensamiento que a veces viene después de esa experiencia.

     Fue durante un período muy difícil, después de haber empezado desde cero mi vida de nuevo. Estaba muy sola, peleando contra el miedo al futuro. Era un glorioso día de invierno en el país de McKenzie cerca de Mount Cook (Nueva Zelanda). Liberada del trabajo, había ido a tomar el te con unos conocidos y al volver, alegre por su inesperada amabilidad y por la belleza que me rodeaba, me di cuenta de repente de que de nuevo estaba tocando la felicidad y pensé instintivamente: "Azrael, soy feliz de nuevo. Gracias por este día encantador" A la velocidad de la luz vino la respuesta mental: "Siempre me tienes aquí para ayudar con tus problemas, pero significa mucho para mí compartir tus alegrías".

     Esta relación con Azrael es la clave para la comprensión de cualquier problema o conflicto que pueda tener una Mente Consciente, para el desarrollo de cualquier interés, y para llevar al máximo cualquier alegría. Por esto, aunque sus iglesias pasarán, el cristianismo no puede morir. Tal vez estas palabras ilustren lo que quiero decir mejor que cualesquiera otras que yo sea capaz de encontrar:

"El amor es algo muy grande... que por sí sólo es capaz de hacer ligero lo pesado, y parejo lo desigual. A menudo el amor no conoce medida. El amor no siente las cargas, no se inclina bajo el dolor; alcanza lo que está más allá de sus fuerzas, y no se queja de la imposibilidad... es capaz, por tanto, de soportar todas las cosas, y completa muchas cosas, y responde de sus efectos; mientras que el que no ama, se debilita y cae. El amor es vigilante y no se distrae mientras duerme, ni se agota cuando está cansado, ni sufre estrechez cuando pasa apreturas, sino que, como una llama viviente y una chispa ardiente, se difunde y llega a todas partes. Si alguno ama, ese sabe lo que esta voz está gritando."

(La imitación de Cristo de Tomás Kempis)


Nota:

(13) Gautama fue el nombre de Buda durante su vida terrestre.           ¡Regrese al texto!


La Enseñanza Resumen, Contenido: El Canal Introducción, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Resumen, Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Capítulo 10 Apéndice, Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Conclusión


Capítulo 7

Capítulo 9

Resumen, Conten...